El campo de estudios de la comunicación es el espacio desde el cual realizamos nuestro trabajo de investigación, docencia y extensión. Epistemológicamente, nos interpela desde el desafío de la mirada transversal que hace de las ciencias sociales una escena de emergencia de problemas cuya complejidad es impredecible. No podemos saber, a priori de «navegar el referente», hasta dónde nuestras hipótesis e interrogantes nos llevarán por “el mapa nocturno”, ya que no hay una mano única.